miércoles, 2 de abril de 2008

el hombre


espero que les agrade, se llama el hombre, primera palabra que me llega a la mente, pero sinceramente creo que encaja..



Largas filas de hombres resagados esperan un lugar donde las amapolas nunca vieron la luz, pensando tal vez que su muerte vendrá a quitarles el dolor de atardeceres sin brisas.
Como pueden sonreir tan fugazmente, sabiendo que sus penas ya no encuentran llanto que las calme, solo les dejan sabores de melancolía absurda de mañanas de otoño.
Son sus cuerpos los entregados al burdo y azaroso letargo de un camino de espinas bañadas de sangre marrón, son los mismos que una vez reclamaron un cuerpo a la merced de lunas eternas, vivas, rescatadas por estrellas que miran sin pudor a la desnudez en su máxima expresión, mezcladas, osadas, humedecidas en traición desconocida.
Ya cansados de esperar, hay quienes deciden abalanzarse al oscuro mar de sinceridades escondidas. ¿Donde viajan las esperanzas cuanto los vientos del sur descienden?
Cuando los corazones desangrados dejan de latir, la tierra toma su forma y los lleva a un viaje sin retorno donde sólo se encontraran deseos reprimidos.
Al final de los días sólo quedarán cenizas de un paraíso que nunca existió, que siempre murió, al fin la calma nos lleva al desalojo de nuestros maltratados cuerpos y la vida volverá a ser lo que nunca fue.

2 comentarios:

Pamela dijo...

Sí que quiero verte amigo, perdón por haberme colgado la semana pasada, pero prometo que entre las pilas de libros que tengo para la facu me paso por tu casa y hablamos hasta que salga el sol. Juan, no te imaginas cuanto te quiero!

palabrasenmipiel dijo...

que puedo decir... no dejo de lorar en mi corazón, me llegó hasta el alma. ¿ALQUIEWN PUEDE ENTENDER A QUIENES EXPRESAM EN PALABRAS LA BELLEZA? ALGUNOS LOS TILDAN DE LOCOS ... yo simplemente digo son pequeños GENIOS DEL AMOR