martes, 15 de abril de 2008

amor, uno solo, siempre vivo


Estas son las cosas que salen cuando uno realmente no sabe como reaccionar ante ciertas situaciones, mi punto de escape es el siguiente..

ANSIAS


Tengo miedo de que estas ansias de nada comen mi vida, que las sombras del presente me apuñalen por la espalda, que la luz de mis ojos no encuentre salida, transformandose en un resplandor que ciegue mis dias. Porque las esperanzas siempre son las primeras que pierdo, porque el corazon se seca antes que mis dudas, en fin, cuanto mas tendre que caminar descalzo entre espinas, y mas aun, golpeado por cosas sin nombre.

De tanto buscar problemas, he olvidado las soluciones, estoy cansado que la nostalgia golpee mis sentidos cada domingo de madrugada, cuán difícil es encontrar un tiempo para las cosas, un lapso de serenidad para la tempestad, cuán largo serán mis encuentros con el dolor y la culpa.
Viajar al génesis de mi ser, mostrarme desnudo ante mí, y solo ante mí, como esperar por un lugar que no ocuparé, mis dias se pierden en una cruel monotonia, se mezclan entre si para dar lugar solamente a un gran espacio de “tiempo” donde los problemas crecen como flores en primavera, y las lágrimas secan ilusiones que ya fueron perdidas antes de tenerlas.

2 comentarios:

Sofía 'Dominga' dijo...

Hermosa reflexión. Impacta ciertamente, porque es una lamentable verdad universal.
De todas formas no tengas miedo de la monotonía, no tengas miedo de las ansias, de la vida sin sentido, de volverte otro robot, de tener que acostumbrarte.
No hace falta todo eso. Si queremos, podemos jugarle una mala pasada al sistema que impone rutinas. Yo tengo fe en eso.
Un abrazo.

Pepe Berra dijo...

Epa epa... Bien por las letras vertidas... me preocupé en un momento, pero yá pasó. Como pasan todas las cosas.
A parte del abrazo que te dejo, te tiro algo. "La nostagia no va a dejar nunca de pegarnos, ya que si no se siente, es porque uno está muerto y no nos hemos dado cuenta. Y por último, los amores nunca mueren, por la simple causa de que uno no los deja, somos demaciado apegados a las cosas que creemos nuestras y que jamás lo han sido".
Cuidate hermano