lunes, 2 de mayo de 2011

LAS MALAS PASADAS Y LAS PALABRAS


En mi corta experiencia como persona afín a la escritura, me veo en una situación que tiene tintes oscuros, como también así claros.
El hecho es que, cuando mi alma se encuentra en un estado depresivo, angustiado o bien sin algún rumbo claro, carente de certidumbres, es allí donde una especie de click hace en mi cabeza. Un sinfín de palabras y frases afloran en mí de una manera verborrágica, mis mejores momentos con mi amiga la escritura se han dado justamente cuando me encuentro en una situación como las que relato.
He notado que todo lo que escribo es un relato que se refleja en mi, sencillamente las palabras se transforman en mi ser, y yo en ellas, de ahí que como buen melancólico abrumado por las decepciones que nos da la vida me veo en posición de escribir los relatos mas hermosos, o mas oscuros, según dicte mi corazón, mucha gente dirá que el corazón es sólo un musculo, pero para nosotros, los hombres nostálgicos, es un refugio ante las tempestades mas intensas, que nos puede posicionar en los estados mas cálidos de la galaxia, o bien ser un títere de trapo en medio de una tempestad inmensa, dispuesta a desgarrar nuestras extremidades.
Es por eso que hoy debo maldecir a las malas pasadas, pero también debo agradecerle, porque gracias a ellas puedo ser alguien que siempre quise, puedo viajar a los lugares mas recógnitos de mi ser y quedarme como un pequeño asustado esperando ese abrazo materno.
Las palabras me persiguen, las palabras me cortan, las palabras me transforman, me hacen un mejor ser humano. Las palabras me lastiman tan intensamente que las vuelvo a usar para autolastimarme. Las palabras abren mis ojos, mi mente, llenan mi vida, sin ellas no soy mas que un transegunte esperando en un frio espacio donde no existe mas que la melancolía de vivir en paz.
Aprecio la forma en que se muestran, son mis amantes, mis deseos y mi complemento, somos uno, y juntos caminamos gran parte de mi vida, por ende creo que, también es su vida.

2 comentarios:

Cami Cardellino dijo...

"Mucha gente dirá que el corazón es sólo un musculo" , pero el corazón es el motor de nuestro cuerpo y alma. Uno no está verdaderamente muerto hasta que el corazón deja de funcionar.
Qué lindo leerte !

palabrasenmipiel dijo...

GRACIAS CAMI, TAMBIEN SE SIENTE LINDO QUE ALGUIEN TE LEA, Y MAS QUE COMPARTA UN SENTIMIENTO